Vivir sin pensamiento mágico es perder la fe y la esperanza

0
Hace unos días, navegando por Facebook, me encontré un vídeo que llamó mi atención porque habla sobre realización de metas y la frustración que él autor siente con la manifestación y los decretos o afirmaciones diarias.

Incluso lo compartí en mi perfil personal de facebook, sobre todo por la frase que retumbó en mi mente cuando Odín Dupeyron dijo:
Tenemos un exceso de pensamiento mágico pendejo. 
La frase está en un tono fuerte, no es fácil de digerir para quien carece de sentido común y más retumba cuando dice "creemos que todo tiene que ser positivo". 
"La vida es injusta". 
"La vida es difícil". 
"Trabaja duro, de todas maneras te vas a morir". 

Al parecer la entrevista fue hace muchos años en un programa de televisión. 

Ustedes saben, los que ya me conocen y pasan muy seguido por este blog o mi Pinterest, que me gusta respetar los diferentes puntos de vista y opiniones, en los diferentes artículos que les he compartido, es algo que menciono. 

Sin embargo la frase se presta a diferentes interpretaciones incluso hay quienes que se pueden llegar a ofender o crear una confusión de pensamientos. 
Exceso-de-pensamiento-magico

Parte del contexto de esta frase, es decirle a la gente que ― las cosas no suceden por un milagro, que si quieres algo, te levantes y vayas por ello. Hasta aquí estoy de acuerdo.

Es más que claro, que si buscas un resultado satisfactorio, tienes que trabajar sobre objetivos para que eso suceda, de lo contrario es casi imposible que llegues a tu meta o resultado. 

¿Que la vida es complicada?... todos sabemos esa realidad y el echo de refutárselo a las personas a cada momento, las estamos programando para el fracaso o sumergirlos en una tristeza profunda. 

Hoy en día, no solamente México, más bien el mundo entero, estamos viviendo situaciones conflictivas sociales, muchas personas han sufrido pérdidas humanas, han perdido patrimonio, cultura e identidad, algunos estamos desarrollando ansiedad, otras están pasando por depresión y de alguna manera se buscan herramientas que nos ayuden a pintar nuevamente nuestro mundo de colores. 

¿Cuáles son esas herramientas, que de alguna manera nos ayudan a salir del hoyo o la oscuridad donde nos hemos metido o incluso donde nos han sumergido?

La lista es enorme, por decir algunas, hay quienes se refugian, porque esa es la palabra adecuada, en la meditación, en el yoga, en el mantra, en las manifestaciones y decretos, en afirmaciones, en aformaciones, en la oración, hay personas que tienen una fe enorme y al refugiarse en la oración encuentran la solución para sus problemas. 

No es malo utilizar alguna de estas técnicas, lo que si es malo es creer que del cielo caerán las cosas que estás pidiendo. Lo comento porque en una parte del video el señor menciona: "pides y pides y no se te da...te frustras, mejor deja de decretar y si quieres algo párate y muévete, porque eso de decretar es una mentira". 

Y ¿quién dijo que funcionan como una bomba mágica?, obvio no, son herramientas que te hacen el camino más llevadero, hay que recordar que cada uno de nosotros tiene miedos, sueños, deseos y un pasado diferente, a cada uno, los hechos del pasado nos han programado de diferente manera y necesitamos un empujoncito para poder sacar nuestro potencial. 

Y jamás será suficiente el pensamiento mágico, porque ese pensamiento mágico es fe y esperanza, de todo lo que ha perdido la humanidad, es lo último que debería de perder. 
exceso de pensamiento mágico
Y si la gente decide decretar, es porque necesita recordar todos los días, el ser maravilloso que es, recordarse que tiene la fuerza para cumplir lo que se proponga, aunque eso implique que aquello que te apasiona, no represente tu talento o vocación. Jamás permitas que alguien te diga que no puedes hacer o tener algo, solo recuerda siempre que aquello a lo que quieres dedicar tu vida, sea tu sueño, algo que tú decidiste, no algo que te impusieron, ya hay mucha gente infeliz allá afuera en el trabajo. Si aún no descubres cuál es tu vocación, te recomiendo leer 👉 Descubre tu vocación en 3 pasos

Y no tiene nada de malo, ser optimista, en estos tiempos se necesita más gente optimista, optimista desde la realidad que viven.
Ser optimista es parte de tener una actitud positiva.

Sobra de más decir que con la pandemia, muchos perdieron su empleo, y no lo esperaban, y aquellos que a pesar de las circunstancias decidieron ser resilientes, al día de hoy tienen un negocio propio y trabajan camino a ser empresarios. 

Y el hecho de saber que vas a morir algún día, no es motivo para estar enfadado o enfadada con la vida y el mundo, la muerte es parte de nuestro proceso, aceptar la muerte, es aceptar la vida, somos un instante. 

Procura que ese instante que vienes a la tierra, dejes huella, aunque eso implique que en algún momento te olviden. 

Vive, vive a tu manera, cree en lo que tu quieras creer, incluso en los aliens y jamás te quedes en el vacío pensando el porqué de la cosas o porqué pasan, eso muchas veces te deja inmóvil y te jala a la depresión. 
Perder la fe y la esperanza

El autor de esta afamada frase, habla desde su experiencia, él ha tomado su decisión acorde a lo que ha vivido, a las pérdidas que ha tenido y si el se siente pleno y feliz sin creer en un santo, está bien, cada quien decide en qué creer y qué le ha funcionado. 

Y me da mucho gusto, que comparta desde su ser, porque estoy segura que hay mucha gente que ha perdido la esperanza y que ya no les queda fe por tantas desgracias que han vivido. Y de alguna manera pueden construir algo grande con los pedazos que quedan.  

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios