Hoy te quiero compartir un poco de lo que he vivido en el último bimestre del 2022, justo cuando todo marchaba bien, los proyectos comenzaron a prosperar, tenía planes de vacaciones con mi esposo, mudarnos de casa era una de nuestras metas para cerrar el año y dejar de compartir casa con mis padres (nosotros vivimos en el departamento que tiene la casa), el fin de año pintaba ser mejor que antes para nuestra familia...pero todo dio un giro inesperado.

Para ser exacta fue el 7 de noviembre de 2022, era un lunes y todos salieron a trabajar y ese día no salí a correr, me quedé en cama leyendo, el reloj marcaba las 9:30 a.m. y mi madre recibió una llamada, era un amigo de mi hermana Lu, avisando que Den, nuestra hermana menor estaba convulsionando en el baño de su trabajo, su nariz sangraba y de su boca salía espuma...su compañera de turno pensó que ella estaba jugando, ya que anteriormente le hacía bromas colocándose polvo efervescente debajo de la lengua (así lo expresó ella cuando se le preguntó sobre lo sucedido), pasaron 20 minutos y al ver que ella se ponía más grave, decidió llamar a emergencias 911 para pedir una ambulancia y dio aviso a los supervisores del trabajo.


Mi madre subió corriendo a mi casa para darme la noticia, lo primero que pensé fue que alguien le había echo daño, que algo le había sucedido por culpa de alguien...La realidad es otra...Ella intentó suicidarse.


Entró al baño de la farmacia donde trabajaba, y consumió una cantidad enorme de pastillas, los nombres de los medicamentos los voy a omitir para evitar que alguien más se haga daño, solo puedo decirte que fueron más de 60 pastillas, vació todas las pastillas repartiéndolas en dos jugos de manzana que llevaba de casa, las disolvió y se lo tomó.


Unos minutos después, calló al piso y su compañera escuchó un golpe fuerte y la vio tirada en el piso, se le hizo normal porque siempre lo hacía según ella así lo compartió cuando se le interrogó, que muy frecuente se tiraba al piso y se dormía o le hacía bromas de que se estaba convulsionando.


Esta vez, no estaba jugando...esta vez estaba haciendo realidad lo que planeó por tantos meses, y se que lo planeó por las conversaciones que encontré en su móvil, tenía amistades que sabían lo que ella estaba planeando y algunas personas la alentaban a hacerlo y otros le pedían que no lo hiciera. Con esto confirmo nuevamente que los amigos son escasos y se cuentan con una sola mano, porque son muy pocos. Nadie se acercó a casa para compartirnos, que ella estaba pasando un mal momento.


Según su compañera de trabajo, la ambulancia se demoró en llegar 20 minutos más, y ella aún tenía signos vitales...Hicieron todo lo que estaba en sus manos para salvarle la vida... le intentaron hacer un lavado y no fue posible, por lo que recurrieron a introducir gel de carbón activado para evitar que el envenenamiento avanzara, minutos después no paraba de vomitar, era una solución amarilla y pastosa.


Al entrar al hospital sentí que el piso se recorría en cada paso que daba, el camino se me hacía más largo, mientras caminaba se desencadenaron emociones una tras otra, sentía coraje, tristeza, impotencia, miedo, mucho miedo, respiré profundo y lento, apreté mis labios y allí estaba en una esquina, acostada en una camilla, tenía un suero y estaba toda vomitada, así la tuvieron por más de 4 horas, ninguna enfermera hizo el intento de ponerle una bata y retirarle esa ropa, hasta que mi madre solicitó permiso para colocarle ropa limpia que le llevé y le dijeron que tenían que ponerle bata porque estaba en observación, las enfermeras le miraban con desprecio, hasta que el psiquiatra se acercó y ordenó un trato digno. Es hospital de gobierno ¿qué se puede esperar?...Por lo menos agradezco que le salvaron la vida.


Sus manos se escogían y temblaban, sus piernas se hincharon, los tobillos se tornaron morados, perdió el conocimiento por unas horas...no dejaba de sacar espuma blanca de la boca.

Al verla en ese estado, sentí un dolor en el pecho, el tiempo se detuvo para mí, un día la vi nacer y ese día la estaba viendo desvanecerse, horas antes tenía una vida normal, un buen trabajo, una familia que la apoya...es una experiencia que jamás me imaginé vivir por el simple hecho de que mi familia es pequeña y somos unidos, cuando surge un problema nos apoyamos, cuando hay que celebrar lo hacemos, y claro que existen discusiones por los diferentes puntos de vista, por los límites que cada uno coloca, pero no hay violencia de por medio, se supone que estábamos bien o al menos eso es lo que cada uno de nosotros pensaba.


Al día siguiente comenzaron los traslados de un hospital a otro, de una ciudad a otra, para hacer estudios y verificar que no existiera daño en órganos, afortunadamente su cuerpo está bien, pero su mente no lo está, después de cinco días del intento de suicidio, la internaron 18 días en el hospital psiquiátrico, porque sus intenciones de suicidio no cesaban.


Terminó su estancia en el Hospital Psiquiátrico y no mejoró, estar allí no le ayudó lo suficiente, solo evitaron que estuviera con vida algunos días más, le asignaron medicamento controlado y solo la mantenía dormida. 


Decidimos optar por un Hospital privado, le hicieron todos los diagnósticos desde cero, le diagnosticaron trastorno de personalidad permanente, sensación de vacío existencial crónico, depresión grave, trastorno bipolar y autismo, aunque este último es dudoso, ya que los especialistas difieren en que sea real ese comportamiento, actúa conforme dice una lista de internet.


Le asignaron terapia cognitiva conductual, fue a la primera sesión y después ya no quiso asistir, le dijo muchas mentiras a los especialistas, con tal de que no le ayuden, no le gusta sentirse feliz, todos los días nos grita el gran odio que siente hacia nosotros, entre las cosas que ha dicho, menciona a una de sus amigas, diciendo que ella tenía razón, que es un estorbo y que tiene que dejar de existir e irse a un paraíso donde ella tendrá alas y podrá volar y ser feliz, eso demuestra que esa amiga le causó daño y la alentó para que tomara esa decisión, es una pena, porque es una señora, también tiene un hijo, no quiero imaginar qué tipo de madre es. 


Al negarse a ir a terapia con el psicólogo, mis padres desesperados buscaron alternativas, una de ellas fue el biomagnetismo, tampoco le funcionó, estuvo agresiva los dos días siguientes, intentaron probar con reiki pero ni siquiera le agendó cita la terapeuta, dijo que no podía ayudarla. 

Así que contacté a mi maestra legendaria de economía, la misma que me enseño el camino de las afirmaciones de Louise Hay y en efecto,  me dijo que el reiki no le ayudaría,  que solo le podía ayudar el método Yuen, te soy sincera, nunca había escuchado ese método, así que comencé a investigar algún terapeuta en la zona y que agendamos cita. 


Lleva la tercera terapia con el terapeuta de Yuen, hasta el momento se ha notado un poco de cambio en su actitud, por lo menos ya se le fue la idea de querer morir y es un tanto agresiva, nunca antes visto en ella, entiendo que es un proceso largo, complicado para el paciente y difícil de llevar para la familia.

Veo a mi hermana y aún no entiendo qué pasa por su mente, este fue su tercer intento de suicidio y la familia no lo sabía, hasta que ella lo confesó, me da miedo sentir su ausencia de nuevo,  tal vez sea egoísmo de mi parte el no darme por vencida y dejarla partir, ser la hermana mayor es difícil y más cuando mi madre me asignó la tarea de cuidarla desde el día que nació, la reflexión que escribí: un ave sin alas, es la historia de mi infancia. Ella no es mi hija, solo es mi hermana la más pequeña y dolieron sus palabras cuando abrió los ojos y me dijo que por qué estaba viva, que ella quería irse a un lugar feliz, lleno de mariposas, tener alas y volar alto en un paraíso, que su amiga le había dicho que solo allá sería feliz porque los torpes no caben en este infierno. No paraba de llorar reprochándose lo torpe que era hasta para suicidarse, que se reirían de ella por lo que hizo. 

Ahora entiendo la actitud negativa en la que estuvo durante meses atrás, en diciembre 2021 dejó la universidad, solo le faltaban 4 meses para terminar la carrera, tenía un promedio general de 9.8, se salió diciendo que no aprendía nada y que no quería volver, cuando estaba en camilla del hospital, fue que nos confesó que le hacían bullying, que tenía un novio que la humillaba y golpeaba, por eso llegaba con moretones diciendo que se había caído de las escaleras, su mejor amiga de la universidad le hacía bromas que la ridiculizaban y enamoró a su novio, después se reconciliaron su amistad y le llevaba diario pastelitos a su trabajo, de ser talla 7 pasó a ser talla 15, bajó su rendimiento en el trabajo, unos días comía de manera desenfrenada y otros no comía, borró todas sus redes sociales, dejó de peinarse y arreglarse, se bañaba cada semana, cortó la amistad con su amiga de la preparatoria para evitar que la extrañara cuando ella partiera y después colapsó mentalmente. 

Hoy me doy cuenta que fue muy complicado para su enorme corazón entender que hay cosas que no se pueden cambiar, que a veces la vida suele parecer complicada y tal vez si lo sea, pero siempre hay una solución mientras se tenga vida, que no todas las personas son de confiar, hay muchas amigas que solo se acercan para crear ideas en tu mente y llevarte a la derrota.


Los días no se detuvieron, el tiempo seguía avanzando...Me duele todo lo que está sucediendo, lo ideal sería tomar mis cosas e irme y que mis padres se hagan cargo de su hija, pero eso sería egoísta de mi parte, ellos solo se apoyan conmigo, mi otra hermana no le importa nada de lo que sucede, hay días que resultan muy pesados, y aún así respiro profundo y lento, abrazo fuerte a mi esposo, tomo fuerzas y escucho fortalecimientos del método Yuen, de alguna manera me hacen sentir bien.


Aún no logro entender y descifrar el por qué suceden ciertas acciones en la mente humana. Ella no acepta la idea de que existe gente mala de verdad, que solo se aprovechan de la nobleza de otros. Yo solo quiero que nuevamente sonría y se sienta neutral, en equilibrio y feliz.


Me queda claro que todo lo que hacía era para impresionar a otros, para hacer feliz a los demás y se olvidó de ella. Le importaba mucho lo que la gente pensaba de ella. Su mente se convirtió en su peor enemigo, no supo controlar sus pensamientos.


Vivió una depresión silenciosa que se agravó. Entre sus llanto dice que un señor la tocaba en el prescolar cuando era niña, intenté saber más, pero no habla. No logré darme cuenta que estaba sufriendo, que la estaba pasando mal. Lo ocultó lo que más pudo y al final la consumió. Desde el momento en que se aisló de la sociedad y de que solo iba a dormir a su trabajo, ella ya no estaba bien. Y las personas a las que ella les contó, solo la llevaron a que tenía que quitarse la vida. 

Cuando alguien está viviendo una depresión en silencio, emite señales que pueden pasar desapercibidas o como algo normal porque sienta estrés o enfado con la gente, cuando veas que se comienza a aislar es una señal de que tiene un quiebre emocional o que descuida su aspecto físico y no le interesa sentirse bien, algo no anda bien en su mente. 


Observa a los seres que más te importan, pueden estar sufriendo y tu pensando que todo está bien, el suicidio es real y se presenta a cualquier edad, si notas algo raro en tu circulo cercano, siempre acude a un psicólogo, él sabrá cómo ayudarte, hay fundaciones y movimientos que son totalmente gratis y que puedes acudir en busca de ayuda. Y si eres tu quien está sufriendo depresión o tristeza profunda y aun no le cuentas a nadie, puedes comenzar escuchando este audio 📢 FORTALECIMIENTO PARA ELIMINAR LA DEPRESIÓN con Método Yuen , es en YouTube y si te hace sentir bien, consigue una terapia personal, estoy segura que te ayudará, esto funciona y de alguna manera me hace sentir bien. Hay muchos terapeutas que ofrecen fortalecimientos gratis para los que la estamos pasando mal, uno que me encanta también es Christopher Olavarrieta, te comparto 📢un fortalecimiento para eliminar depresión y ansiedad. 

Nuestra vida se desorientó un poco, los planes quedaron paralizados por un instante, cuando te suceden cosas inusuales lo único que queda es ser neutral para poder ayudar tanto al que está sufriendo el trastorno mental como a los familiares más cercanos, y algo muy importante, no busques culpables de la situación, mejor busca cómo sacar de ese hoyo a esa personita que está sufriendo. Un fuerte abrazo a la distancia💗