12 Hábitos que aumentan el estrés y dañan tu cuerpo

0

Hay actividades o factores en tu rutina diaria que pueden estar contribuyendo a los altos niveles de estrés en los que vives, algunos los puedes evitar o controlar porque forman parte de tus malos hábitos y otros será imposible hacerlo ya que son factores externos que no están bajo tu control, sin embargo la forma en cómo percibes y respondes a ciertas situaciones determina el nivel de estrés que te generas.

Mujer-estres-habitos-que-perjudican

A continuación te comparto una lista con 12 hábitos perjudiciales y que tenemos en común la mayoría de las personas. Al ser consiente de aquello que está perjudicando tu cuerpo y tu mente, estoy segura que modificarás tu rutina diaria, tal vez no los elimines completamente de tu vida, pero si puedes reducir un poco.

1.- Tener un ritmo de vida sedentario.

Un cuerpo se mantiene saludable cuando está en movimiento, con un poco de ejercicio diario, te ayudas a desintoxicar el organismo. No es suficiente con ir corriendo de tu casa a la estación a tomar el transporte, ese recorrido que haces es de presión y frustración por llegar temprano a donde vayas. 

Necesitas abrir un espacio por lo menos dos veces a la semana, donde tu cuerpo entienda que están haciendo ejercicio, que están disfrutando un momento sin trabajo u obligaciones. Un momento donde estés relajada y en movimiento. 

Permanecer sentada largas horas en el trabajo aumenta la tensión en el cuerpo y si a eso le agregas toda la carga de actividades que tienes que realizar, el estrés se mantiene elevado. 

Hábito 1: No hacer ejercicio

2.- Dormir pocas horas al día.

La mayoría de las personas no dormimos adecuadamente, siempre estamos desvelándonos, ya sea por ver el programa favorito, por jugar, por estar en las redes sociales desde el móvil, por cuidar a alguien enfermo, por andar de fiesta, otras por estar trabajando, y las que son mamás cuidando a sus bebés. 

No importa cuál sea el motivo que nos desvele, siempre hay una preocupación de por medio que nos mantiene la mente ocupada y estamos pensando en aquello, llevándonos a un estado de alerta que le llamamos insomnio. Esto se vuelve rutina y después se convierte en hábito, ya no podemos dejar de hacerlo.

Dormir pocas horas no te brinda un sueño reparador, por lo que al día siguiente te sentirás cansada, sin ganas de levantarte de la cama y todo el día frustrada. Tu rendimiento comienza a bajar y tu cuerpo se desestabiliza por no desintoxicarse adecuadamente durante las horas de sueño. 

¿por qué aumenta el estrés?

3.- Saltarse el desayuno.

La mente y el cuerpo necesitan energía para ser productivos, ¿qué les ofreces al iniciar el día?, es importante no saltarse el desayuno, ya que esto te estará ayudando a aumentar los niveles de estrés. Una taza de café para iniciar el día no es buena idea, eso te va a provocar afecciones en tu sistema digestivo. 

Entiendo que a veces sales corriendo y lo único que quieres es llegar al trabajo, yo también pensaba así, al paso me compraba un pan y un café, hasta que entendí que estaba dañando mi cuerpo, y por eso fue que comencé a trabajar más en el amor propio. Cuando termines de leer estos 12 hábitos que elevan tu estrés, te invito a leer este artículo <<15 Señales que te ayudan a identificar la falta de amor propio>>

4.- Consumir comida chatarra en exceso.

Cada persona sabe qué meterle a su cuerpo y cómo darle energía, sin embargo es una realidad que comer comida chatarra en exceso, no le ayuda a tu organismo en lo absoluto. Al contrario, se invade de toxinas que se van acumulando y con el pasar del tiempo perjudican diferentes órganos. 

Cuando el organismo entra en un estado de alerta, se presenta la ansiedad y diferentes enfermedades. Si realmente quieres disminuir tus niveles de estrés, te recomiendo que consumas en menor cantidad las comidas rápidas. 

5.- Consumir bebidas alcohólicas en exceso.

Después de un largo de día de trabajo, se recomienda relajarse un poco, puedes consumir una copa de vino, algo más fuerte o una cerveza, pero no en exceso, porque en vez de ayudar, lo único que vas a hacer es tensar más el cuerpo y entrarás en un estado de estrés al día siguiente. 

6.- Consumir cafeína en exceso. 

Recuerda que la cafeína no solo está presente en el café, también la encontramos en chocolates, refrescos,  en algunas infusiones o medicamentos, consumirla en exceso hace que tu organismo libere cortisol, lo cual no es nada saludable para el cuerpo, ya que puede entrar en un estado de ansiedad y eso libera estrés constante que después de un tiempo se convierte en estrés crónico. 

7.- Fumar

Muchas personas tienen la costumbre de fumar cuando se sienten estresados, frustrados, cansados, hay quienes incluso lo toman como desayuno...ERROR.

No digo que dejes de hacerlo, tu sabrás en qué momento tu cuerpo dice ¡basta!. Sin embargo debes de saber que, la nicotina es una sustancia poderosa que modifica tu sistema nervioso central, acelera tu ritmo cardiaco, aumenta la tensión arterial y en vez de relajarte, te mantiene irritable y en un estado ansioso. 

Dejar de fumar es una decisión de voluntad, de que tú estés dispuesta a soltar el cigarrillo y abrazar tu cuerpo, tus pulmones y demás órganos. 

8.- Posponer las tareas para más tarde.

Este hábito se ha convertido en el favorito de muchas personas, aquí en México tenemos la fea costumbre de decir: "Ahorita lo hago", ese ahorita, se convierte en horas...días...meses.

Nos encanta postergar las actividades que tenemos asignadas durante el día, el resultado de esto es el desorden de los pendientes que tenemos por realizar, lo cual representa una carga al final del día, llevándonos a un estado de tensión y elevando el estrés por querer terminar. 

Procrastinar-ahorita-lo-hago

9.- Saturar tu agenda diaria con actividades rezagadas.

Este hábito surge por el anterior, vamos posponiendo las actividades y llega el momento en que tenemos que realizar todo lo pendiente de los días anteriores, no es para nada saludable, ya que esto eleva la tensión tanto física como emocional, sin duda es alimento para el estrés. 

10.- Darle demasiada importancia a un conflicto.

Los problemas siempre serán parte de nuestra vida, hay que recordar que estos surgen por la diferencia de opiniones y tenemos que aprender a soltar, no es saludable estar pensando todo el día en alguna situación, es mejor dar solución. 

Mantener durante horas pensamientos negativos, hace que la productividad baje y que nuestra mente no resuelva, que el problema se vea cada vez más grande y que la tensión aumente. 

Preocupación

11.- Ser pesimista con todo.

Dejarse llevar por la intuición o por el análisis constante de todo lo malo que sucede a tu alrededor, te puede llevar a vivir con miedo, inseguridad y con un bajo rendimiento en tus actividades diarias. Así que es momento de que comiences a crear una mente más positiva, claro, sin perder la realidad en la que vivimos. Esto ayudará a disminuir un poco tu estrés diario. 

Te recomiendo leer:

12.- Dejarte influenciar por personas tóxicas. 

Este hábito es de los más antiguos en la historia de la humanidad. Nos encanta jugar al teléfono descompuesto, nos enteramos de algo y vamos agregando y modificando palabras. Gran parte de los conflictos que existen en la sociedad, son derivados por el "me dijeron que", "me enteré por un pajarito que", "la gente dice", "se rumora", y así puedo seguir con frases que interponen antes de crear un conflicto entre dos personas o más.

La sensación y los sentimientos que esto genera, hace que tu mente libere un coctel de emociones, entre ellas el coraje, la tristeza y la desesperación, lo cual tensa tu cuerpo haciéndote liberar más cortisol de lo normal y este provocando otras reacciones como ansiedad, depresión, insomnio, agresividad. 

Mantener un nivel de estrés elevado todos los días, el cuerpo termina acostumbrándose, sin darse cuenta de los efectos que esto atraerá. 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios