Cómo superar un No fuiste seleccionado para la vacante

0
¿Te postulaste para una vacante y ni si quiera te llamaron para una entrevista?
Esto le puede suceder a muchas personas, me incluyo☝.
como-afrontar-no-has-sido-seleccionado
Cuando salimos a buscar empleo, lo hacemos con la certeza de que nos van a contratar porque cumplimos con los requisitos que se están solicitando. 

Sin embargo, la decisión de ¿quién se queda con el puesto de trabajo?, es del área de reclutamiento de personal y se guían por un perfil de puestos y tus antecedentes ( ¡ha!, se me olvidaba y las "palancas"😏); ¡claro!,  si es una empresa bien constituida. 
Si es una empresa pequeña, quien toma las decisiones es la persona que está a cargo del negocio o su asistente. 

Como sea... en este artículo no te enseñaré sobre reclutamiento de personal, otro día te escribo sobre eso. 

Al punto que quiero llegar es que la mayoría de las veces, ese "no fuiste seleccionado o seleccionada para la vacante" te baja la autoestima. 

Te hace sentir que te falta algo, que probablemente no eres competente y que hay gente mejor allá afuera. Y todas estas frases, solo son ideas tuyas, existen una lista enorme de diferentes factores por los que en este momento tu no tienes ese puesto de trabajo del cual te creaste expectativas. 

Y si revisas la lista de requisitos de la oferta de empleo, te das cuenta que cumples con todo lo solicitado, seguiste los lineamientos para crear tu cv o carta de presentación lo mejor posible, destacando tus cualidades y experiencia. Pero aun así no te quedaste.

Y es tanta tu curiosidad que quieres descubrir y saber en qué fallaste. Ahora comienzas a hacer una lista de los posibles errores por los que te rechazaron, está bien hay que prevenirse para la siguiente.
  
Lo que no está bien, es que esta acción de rechazo, te genere un conflicto de inseguridad y confianza en ti. Tienes que darle vuelta a la página y seguir buscando hasta encontrar lo que es para ti. 
Te lo menciono porque es algo que me sucedió y le sucedió a mi pareja, a mis hermanas, a mi padre, en fin, la mayoría de mi familia ha pasado por esta situación. 

Entiendo perfecto que son escasas las ofertas de empleo y demasiadas las personas que se postulan, te piden una cantidad enorme de requisitos, sobre todo experiencia y buenas cartas de recomendación, tanto laboral como personal. 

Si es tu primer empleo, no tienes excusa de no contar con una carta laboral, porque la mayoría de las escuelas a partir del nivel medio superior te impulsan para que realices servicio social, estadía o práctica profesional en una empresa ya sea pública o privada y así poder obtener tu primer carta laboral.

Si ya eres alguien con años de experiencia, tienes que postularte en vacantes relacionadas a la actividad que has desempeñado, esto genera puntos a tu favor, ya que puedes postularte como alguien experto en el ramo. Y esto no significa que no puedas postularte en una vacante diferente a lo que ya conoces, puedes hacerlo, solo tendrás mayor competencia. 

Por eso es importante, definir a qué te quieres dedicar desde que comienzas tu vida laboral, edificas cimientos, adquieres conocimiento y perfeccionas tu trabajo. Es importante marcar el camino en el que nos vamos a estar desenvolviendo. 

Pero si en su momento no hicimos nada de eso, no tenemos un plan de vida, vivimos al día, está bien, es tu decisión y si te ha funcionado así, me da gusto, yo me sentiría un poco perdida, algo así como caminar sin rumbo, pero cada uno vive a su manera y lo respeto. 

Muchos me dirán que después de la pandemia del 2020 las cosas cambiaron, entiendo perfecto, todos estamos viviendo las consecuencias, pero no podemos quedarnos cruzados de manos, tenemos que movernos. 
Y si los planes que tenías no han resultado, hay que replantearlos y volver a iniciar y si eres de los muchos que no han logrado tener un nuevo empleo, lo primero que te puedo decir es: No te desesperes.

Si una empresa rechazó tu solicitud y ni siquiera se tomó el tiempo para notificarte, no te generes el sentimiento de rechazo, al fin la empresa es quien pierde el privilegio de tenerte con ellos. 
Entiendo la necesidad de tener un trabajo, pero el desesperarte, no ayuda para que alguien se apiade de ti y te de el empleo.
 
Probablemente, estás buscando en el lugar equivocado. Si ya tienes un tiempo buscando y nadie te contrata, es momento que le des un giro a tu vida, dentro de tus talentos ocultos, puede estar tu empleo. 

Puedes crear algo que te genere liquidez inmediata, momentos como este es cuando siempre recomiendo hacer negocio con tu hobby o aprender un oficio, si cuentas con carrera profesional, no te vas a desmoronar por dedicarte a algo más por un momento. ¿Qué tal si terminas colocando un negocio? y ahora te conviertes en empresaria o empresario. 
 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios