La herramienta que se apodera de tu vida lentamente

0

efectos-daños

La creación de las redes sociales, es uno de los inventos tecnológicos digitales con mayor impacto en la sociedad, según sus creadores fueron diseñadas para acercar a las personas, para compartir con los amigos a la distancia y para estar comunicados en todo momento. 

Quién diría que esos tres objetivos que tienen en común las redes sociales, nos obligarían a evolucionar en todos los aspectos de nuestra vida. 

Y menciono la palabra obligar, porque en la actualidad no es una opción el no tener una red social. 

Si tienes un local pequeño en el mercado del pueblo, en una plaza, sobre la calle, o en casa, forzosamente necesitas estar en redes para que la gente te conozca y esté enterada de qué productos vendes o incluso hacerte pedido a domicilio, es lo de hoy. Si decides no llevar tu negocio a las redes sociales, hay una gran probabilidad de que tus ventas se afecten y eso no significa que seas un mal empresario, solo tienes que evolucionar, después hablaremos de ese tema. 

Si tienes una profesión, dependiendo de cuál sea, estás obligada u obligado a colocar tu carta de presentación en una red social, para cuando vayas a entrevista y te pidan tus redes sociales, no pases "una vergüenza" por no tener un perfil adecuado a tu carrera y que sea impedimento para que no te contrate, esto no lo digo yo, lo dicen las solicitudes de empleo que te venden ya impresas aquí en México, hay un apartado donde solicita colocar las redes sociales, esto a solicitud de la evolución de las técnicas de reclutamiento de personal.

Si te dedicas a un oficio como tu forma de sustento, tienes que estar en redes sociales, para que la sociedad vea tu trabajo, evalúe tu talento y poder tener ventas. Entre más corazones 💖o pulgares arriba👍 tienes, la gente más entenderá que es buenísimo el producto que ofreces. Hasta cierto punto, esto puede llegar a frustrarte, porque tu producto puede ser mejor que la competencia y solo por no tener tantas reacciones, piensen que no sirve.   

Si estás en búsqueda de una pareja, ya no sales a un café para conquistar a alguien de tu circulo social, ahora solo te metes a una red social adecuada para citas y comienzas una conversación o a reaccionar a las fotos de ese alguien, "le das match". 

Si te das cuenta hemos trasladado nuestra vida a las redes sociales. 
Cada día estamos más cerca de gente desconocida y más lejos de gente con la que vivimos y que realmente importa, preferimos mantener una conversación en el chat, antes que conversar con el que tenemos a un lado. 

Antes de comer, en el baño bonito, en la plaza... "la foto pal face". Es que es imposible hacer algo antes de enseñarle a la gente, ¡que tal si están con el pendiente!. 
Para eso se hizo la red social ¿no?, para compartir. 
Y se siente mucho mejor compartir la grandiosa y perfecta vida que tenemos, aunque en la calle no seamos capaces de compartir con el vagabundo o con el vecino que la está pasando mal. 
En estos tiempos es más bonito recibir una notificación, se siente agradable cuando se reciben reacciones👍😍😂😢😡, emojis, stickers o comentarios bonitos, ahora eso tiene más valor que andar ayudando en la vida real. 

Lamentablemente, las redes sociales, cualquiera que sea, está absorbiendo nuestra vida, a través de esas plataformas han creado inteligencia artificial que sin darnos cuenta nos están guiando a un mundo de consumo desenfrenado, mostrándonos que hay personas que tienen una vida perfecta, que viven en su máxima felicidad y que todo es maravilloso, aunque en casa la estén pasando mal, aunque estén viviendo una etapa depresiva o estén siendo víctimas de maltrato o violencia. 
No todo lo que se publica es real, no todo lo que se dice es verdad. Si en tu cara te pueden mentir, ahora imagínate donde nadie te ve y existe la magia del diseño, puedes crearte la vida de tus sueños. 
A la gran mayoría les encanta vivir de apariencias y las redes sociales son el mejor espacio para hacerlo. Es fácil crear momentos alterados de lo que realmente está sucediendo.

Tener redes sociales no es algo malo, al contrario te mantienes al día con la información. Son una gran herramienta, pero entonces, ¿cuándo te comienzan afectar las redes sociales? 
  1. Las redes sociales te afectan cuando expones tu vida  a base de mentiras. Nos encanta vivir de apariencias y compartir la verdad en redes...duele. Duelen los comentarios desagradables, duele cuando alguien con problemas emocionales te dice cosas feas, entonces usamos la armadura más conveniente: aparentar lo que no somos, lo que no tenemos y lo que conocemos. 
  2. Cuando las usas como un punto de fuga para cubrir un problema de autoestima, sin darte cuenta que las redes sociales terminarán por destruir tu autoestima. 
  3. Cuando buscas aprobación de los demás por ese medio, porque estás pasando por una etapa de desvalorización, ya se trae un problema desde casa, que probablemente surge en la infancia y siempre esperas halagos, pero al entrar en el juego de las redes, no puedes caerle bien a todos y sus comentarios negativos te van a sumergir en tristeza o frustración. 
  4. Cuando creas identidad múltiple, buscas pertenecer en cada espacio que te paras, así que necesitas actuar y decir cosas diferentes en cada lugar, de todas maneras, no hay forma en que te descubran, en redes sociales, solo eres un avatar y ahora con eso de que te hacen fan destacado, tu quieres tu estrella. 
  5. Cuando se convierten en adicción, si así como lo lees, hay personas adictas a las redes sociales, y viven a través de la plataforma, se olvidan que tienen una vida y la mayor parte de su día la pasan en el móvil viendo la excelente vida de los demás.
  6. Cuando no te pones un límite con las redes sociales. Es tu decisión estar metida en la plataforma, tu sabes cuánto tiempo tienes libre y solo tu sabes cómo lo vas a utilizar ese tiempo, si vives la mayor parte de tu día en las redes, seguro te vas a aislar de tus seres queridos y se te van a generar sentimientos de soledad. 
  7. Cuando caes en manos de acosadores. Pueden ser acosadores sexuales, de odio, psicópatas. En las redes sociales encuentras de todo, desde cosas legales, hasta cosas ilegales y fraudes. Muchos niños, adolescentes y jóvenes, se han suicidado a causa de retos. 
  8. Cuando quieres imitar la vida de tu influencer favorita/o. Es lo peor que podemos hacer, se pueden tener vidas muy similares, pero jamás vidas iguales, no entender esto, te llevará a un quiebre emocional. Tu vida no es simple, ni aburrida, solo estás siendo victima del consumismo.
  9. Cuando tu relación se va al carajo por culpa de una reacción, comentario o mensaje. Se puede generar un aumento de celos o un rechazo de tu pareja.

Está por de más decirlo, todo en exceso te hace perder el equilibrio. Estamos pagando demasiado por las redes sociales, el dinero es lo de menos, lo que más pesa es el tiempo, ese no lo recuperamos de ninguna forma. La moneda con la que pagamos en cada red social que es gratis, es con el tiempo, tu tiempo. 
El tiempo de cada uno genera grandes sumas de dinero a sus creadores y dime ¿cuánto te comparten?, si no eres influencer, estoy segura que no te comparten unos centavos por las horas que estás navegando, así que lo dejo a tu criterio, realmente ¿vale la pena dedicar tu día entero a las redes sociales?

Tal vez no seas tu la persona que está pasando por este problema, pero si puede ser un familiar, un amigo o alguien muy allegado a ti. Y si de algo estoy segura, es que esa persona no se ha dado cuenta que las redes sociales están consumiendo su vida y decirle: oye tienes un problema, eres adicta a x red social... 
...Eso no lo va a solucionar, solo va a generar un conflicto entre tu y esa persona. Lo que te puedo recomendar ampliamente es conseguir una terapia para adictos a las redes sociales, hay muchos psicólogos que las ofrecen y depende el contexto así mismo será la terapia, no es la misma terapia para un adolescente, que para una pareja o alguien que no tiene pareja, aunque también podrías ayudarte con estos consejos para reducir la adicción a las redes sociales. Entiendo que a veces no se cuenta con el dinero suficiente para terapias. 

Y a estas alturas, seguramente te estás preguntando ¿cuál es la red social que más perjudica nuestra vida?
Todas representan un peligro si no se utilizan de forma adecuada, es trabajo de cada persona mantener un límite, es difícil cuando ya se trae un conflicto o desequilibrio emocional.   

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios